Portada » Autores » Frédéric Chevaillot, Paul Grobel

Frédéric Chevaillot, Paul Grobel
Acerca de

Frédéric Chevaillot, Paul Grobel

Frédéric Chevaillot es alpinista desde hace treinta años. Comparte esta pasión con otra no menos arriesgada: la fotografía. Frédéric, recorre los países de todo el mundo, desde el desierto del Sinaí hasta Polonia y desde Vietnam hasta Afganistán con la cámara en ristre, aunque esto no le impide seguir vinculado a los espacios salvajes y a la luz del macizo de Écrins, que no deja de recorrer en todos los sentidos y en todas las estaciones. De hecho, es por este motivo por el que se ha afincado en Saint-Christophe-en-Oisans y se ha convertido en uno de los escasos habitantes que residen todo el año. Es colaborador habitual de varias publicaciones especializadas y sus fotos han ilustrado numerosas obras entre las que citaremos las más recientes: La Meije, reine de l’Oisans (Hoebeke. 2000. En colaboración con Pierre Chapoutot) y Les plus beaux raids à skis (Arthaud. 2004. En colaboración con Mario Colonel y Jean-René Minelli).

Paul Grobel es guía de alta montaña aunque su verdadera vocación consiste en transmitir a los conocimientos y experiencia adquiridos en alpinismo, esquí de travesía y expediciones. Dos travesías de los Alpes con esquís, desde Austria al Mediterráneo, han cimentado su saber sobre ascensiones y la cultura de los montañeses. El Gran Norte y los desiertos han confirmado su facilidad para desenvolverse en la soledad de los grandes espacios naturales. Ha dedicado los últimos años a coronar cumbres de Nepal, pero desde La Grave, pueblo alpino donde reside, sigue frecuentado el macizo de Les Écrins, no sólo por estar cerca geográficamente, sino por ser su preferido.

Jean René Minelli es guía de alta montaña en La Bérarde. Ha escalado en todos los macizos de los Alpes y de los Pirineos así como en muchas otras montañas del mundo acompañando en la mayoría de los casos a sus clientes, aunque es en Ornon, localidad situada en el corazón de la región de Oisans donde ha establecido su campo base. Un cuarto de siglo practicando alpinismo no ha menguado su pasión por la alta montaña y sigue prefiriendo la originalidad a la hazaña meramente deportiva. Su conocimiento por el medio alpinístico y su hiperactividad le han conducido a alimentar de sueños las páginas de revistas especializadas en montaña y algunos libros. Es coautor, junto con Frédéric Chevaillot de Sommets des Écrins, les plus belles courses, y de Écrins, ascensions choisies, de la editorial Glénat, así como Les plus Beaux raids à skis, con Mario Colonel y fotografías de Frédéric Chevaillot, de la editorial Arthaud.

Libros del autor