Agenda

23 de abril de 2014

Correr descalzo ayuda a recuperarse de las lesiones

por por Emilio Sáez Soro

Correr descalzo ayuda a recuperarse de las lesiones

Un gran número de corredores que han comenzado a correr descalzos lo han hecho buscando una solución a las muchas lesiones que les dificultaban seguir corriendo. En la mayoría de los casos esta forma de correr les ha resuelto dichos problemas. Sin embargo, la iniciación a esta modalidad natural de carrera requiere una adaptación progresiva para no cambiar unos problemas por otros. Si quieres saber más sobre el tema, el viernes 25 de abril en la librería Desnivel (Madrid), Emilio Sáez nos desvelará las claves de correr descalzo. Le acompañará Mariano Pascual Nano Pies Negros, pionero corredor descalzo en España de maratón y ultramaratón de montaña.

De ser algo impensable hace algunos años ahora resulta extraño participar en una competición de carreras populares en las que no aparezca algún corredor descalzo. No son muchos aún pero su crecimiento es exponencial y es previsible que en poco tiempo aumente aún a mayor velocidad. ¿Pero cuáles son las razones que empujan cada vez a un mayor número de corredores a iniciarse en esta modalidad natural de carrera? Todo parece que vaya a ser muy complicado, incómodo y difícil. Sin embargo el resultado de los primeros experimentos de los corredores que se atreven a probarlo suelen ser muy satisfactorios, tal como se puede leer día a día en los foros de corredores ya sea en los generalistas o en los especializados que ya los hay (ver www.correrdescalzos.es o http://cualquierapuedehacerlo.com/ como en muchos blogs fáciles de localizar).
 
Suelen darse dos poderosas razones para que los que prueban a correr descalzo sigan haciéndolo. La primera es descubrir un mundo de sensaciones desconocidas y de gran intensidad que quedan ocultas tras las gruesas suelas de goma. Este descubrimiento convierte la experiencia de correr en algo mucho más dinámico, intenso y muy importante, divertido. La segunda razón, es que correr descalzo ha supuesto para muchos corredores entre los que me incluyo, un fortalecimiento de los pies y de las piernas y el olvido de lesiones pertinaces e imposibilitadoras, como la dichosa condromalacia rotuliana que a tantos corredores de fondo aqueja. Más allá de los debates científicos, que los hay, tanto a favor del correr natural sin amortiguación y calzado como del uso del mismo, asistimos al crecimiento de un colectivo que ha dejado atrás lesiones crónicas y le ha permitido seguir corriendo. Esto no sería relevante si no fuese por el hecho de que en numerosas ocasiones no encontrábamos solución en los remedios clásicos: zapatillas especializadas para el tipo de pisada, plantillas personalizadas, operaciones… Resulta paradójico que muchas personas encontrasen la salida a la imposibilidad de correr en hacerlo sin ningún tipo de apoyo, tan solo con los recursos que nos aporta nuestra genética.
 
Sin embargo, incorporarse a la carrera con los pies desnudos tiene que hacerse respetando una transición en la que el corredor vaya incorporando en su aparato locomotor esta nueva dinámica. De lo contrario pueden cambiarse viejas lesiones por otras nuevas con lo que no se soluciona nada. Ese es el principal problema que sufren algunos corredores que quieren pasarse a esta modalidad de carrera, la impaciencia. La transición de un corredor que ha corrido siempre con zapatillas amortiguadas para hacerlo descalzo o en modalidad minimalista tiene una duración media de un año o algo más según el nivel de partida. En este aspecto no hay atajos pues las modificaciones musculares y de la piel que se tienen que producir son importantes y necesitan algo tan simple como tiempo.
 
Estamos en un momento interesante en el que, sobre todo en Estados Unidos, se está comenzando a escribir mucho y a practicar más este tema donde el debate acerca de las bondades del descalcismo (barefoot) junto al minimalismo están bastante asumidas. En nuestro país con gran peso por participantes y eventos en el mundo del running este tema no se está pasando por alto y ya tenemos un nutrido grupo de practicantes en esta modalidad de carrera, que entre el minimalismo y el descalcismo comienzan a tener relevancia. Más allá de polémicas es importante valorar que esta forma de correr ha supuesto una salida liberadora para muchas personas que deseaban hacerlo y no podían o lo hacían en circunstancias muy dolorosas. Por ello, con amortiguación o sin ella, lo importante es que todo el que se sienta feliz de salir a correr pueda seguir haciéndolo en la forma que elija.
 
Emilio Sáez Soro acaba de publicar con Desnivel el libro La aventura de correr descalzo, que se presentará el viernes 25 de abril, a las 19 h, en la librería Desnivel (c/ Plaza de Matute 6, Madrid, metro Antón Martín).


Recomendados

  • Simone Moro

    La voz del hielo
    Los ochomiles en invierno. Mi sueño casi imposible

    A los 44 años y con cerca de cincuenta expediciones a la espalda, en mitad de una extraordinaria carrera alpinística, Simone Moro sintió la necesidad de contarse a sí mismo. Esta necesidad se ha materializado ...

    NOVEDAD!!
    pvp.19,50 €
  • Bernadette McDonald

    Escaladores de la libertad
    La edad de oro del himalayismo polaco

     Bernadette McDonald teje una apasionada y  literaria historia de aventura, política y muerte, pero   sobre todo de motivación. Una gran historia que ha conseguido el reconocimiento de los premios  literarios de montaña más prestigiosos.
     American ...

    NOVEDAD!!
    pvp.23,00 €
  • Enrique Antequera

    Transalpina en BTT

    Te ofrecemos toda la información para que no tengas excusa a la hora de afrontar este reto. Solo tendrás que planificarte para disponer de los 7 días necesarios para completar el recorrido entre la ciudad ...

    NOVEDAD!!
    pvp.16,50 €

más recomendados


Publicidad: